domingo, 21 de octubre de 2012

ORGANIZACIÓN DEL TIEMPO DE ESTUDIO







Uno de los retos para un adecuado empleo del tiempo es la organización del mismo. La efectividad y eficacia de nuestras tareas depende en gran medida de este factor, tan sencillo en apariencia pero tan complicado de manejar en la práctica diaria. ¿Cuántas veces nos hemos sentido en la encrucijada del “por dónde empiezo”? En muchas ocasiones, el pánico experimentado al no encontrar la supuesta respuesta correcta, nos hace retrasar el momento de hacer frente a las tareas, demorándolas hasta el último momento.

Si esto nos ocurre a los adultos, y nos hacemos conscientes de ello, no resultará difícil entender a nuestros pequeños, cuando no saben “por dónde empezar”. He aquí, un reto más al que nos podemos enfrentar, e incluso podemos aprender junto a ellos.

¿Cómo organizo mi tiempo?

Es recomendable llevar a cabo una organización semanal del tiempo, utilizando un soporte visual, que puede ser parecido a este:


ASIGNATURA
TAREA
TIEMPO DEDICADO Y EN QUÉ MOMENTO LO HAGO
LUNES






MARTES






MIÉRCOLES






JUEVES






VIERNES






SÁBADO






DOMINGO









Para completar el cuadro semanal, es importante realizar una lista de las tareas pendientes estableciendo un orden de prioridad en función de la urgencia.(Exámenes, entrega de trabajos, repaso de conceptos, lecturas...)

¿Qué aprenden nuestros peques y no tan peques, con estas estrategias?

  • Dosificación del tiempo dedicado a las tareas.
  • Organización del tiempo.
  • Responsabilidad ante el trabajo.
  • Establecer prioridades en el trabajo.
  • Afrontamiento de situaciones de estrés.
  • Desarrollo de la autoestima.
  • Percepción de capacidad personal.
  • Sensación de control de las situaciones.


¿Os imagináis cómo será el futuro rendimiento de vuestros hijos en su trabajo si incidimos en este aspecto desde pequeños?