domingo, 27 de noviembre de 2011

Internet y menores


Cuando hablamos de “Nativos Digitales”, uno tiene la sensación de referirse con este término a habitantes de un “país” diferente con un idioma distinto. Ciertas generaciones asistimos, de hecho a un cambio, que ha dividido el mundo en dos grupos: los que tienen acceso a la información y los que no tienen acceso a ella.

Nuestros niños y adolescentes cuentan con una nueva identidad de la que es complicado prescindir, relacionada con la tecnología. Han nacido en la “era de la tecnología”, por lo que manejan a la perfección este nuevo idioma que las generaciones anteriores vamos aprendiendo con mayor o menor soltura.

Internet es una herramienta de acceso a la cultura que aporta multitud de beneficios y oportunidades. Podemos comunicarnos con personas que están a miles de kilómetros de distancia, nos permite acceder a la información de una forma rápida, nos abre las posiblidades de ocio y de acceso al mismo... nos ofrece un abanico enorme de información. Sin embargo, de la misma manera que no dudamos en que un coche, a pesar de sus beneficios, tiene sus peligros, no debemos olvidar que Internet entraña una serie de riesgos.

Riesgos de Internet:

  • Internet permite una identidad anónima, con los riesgos que esto supone.
  • La exposición de ciertos datos personales, facilita la invasión de nuestra intimidad por otras personas..
  • Ciberacoso.
  • Chantajes.
  • Timos, estafas y robos.
  • Acceso a información no adecuada para los menores.
  • El uso abusivo de Internet puede repercutir en el rendimiento diario de los menores, así como en las relaciones sociales que establacen.

Consejos para padres:

  • Coloca el ordenador en una zona común, de forma que puedas supervisar su uso sin necesidad de invadir la intimidad de tus hijos. Evita que la pantalla esté mirando hacia la pared.
  • En caso de que existan teléfonos móviles con acceso a Internet u ordenadores portátiles, recurre a la norma de dejar por las noches, o durante los momentos de estudio, dichos dispositivos en un lugar al que tus hijos no tengan acceso sin tu ayuda. Muchos adolescentes dedican horas durante la noche a navegar por Internet. Establecer un norma en este sentido, ayudará a ordenar el uso de Internet de tus hijos. .
  • Controla el tiempo de uso del ordenador. Establece un horario y sé firme al respecto. Internet no debe condicionar la vida familiar ni las relaciones sociales de tus hijos. Establecer una norma firme al respecto ayudará a evitar problemas relacionados con el uso excesivo.
  • Informa a tus hijos para que no ofrezcan ciertos datos de carácter personal. Elabora junto a ellos una lista en la que se establezca el tipo de información que no se puede subir a la red.
  • Educa a tus hijos en una navegación segura. Explica la importancia de utilizar contraseñas que no sean facilmente descifrables.
  • Aprende a navegar junto con tus hijos. Navega con ellos de vez en cuando. Preocúpate por conocer la red. Intercambia con ellos novedades informáticas. El diálogo en este sentido proporcionará información y seguridad a tus hijos.
  • Navega de vez en cuando por las páginas por las que navegan tus hijos. Aprende lo que es una red social, y cómo funciona. Intenta educar desde el conocimiento.
  • Anima a tus hijos a que comenten con cualquier adulto de confianza, aquello que les haga sentir incómodos o les reulte extraño.
  • Crea espacios de comunicación comunes, en los que ellos puedan explicarte el uso que realizan de Internet y tú puedas contarles el tuyo.
  • Observa el comportamiento de tu hijo. Edúcale en el respeto. Es tan importante observar si puede estar siendo víctima de acoso, como percatarse de posibles comentarios abusivos que pueda estar haciendo de otros compañeros.


El uso de Internet va cambiando en función de la edad del menor. Los niños más pequeños utilizan el ordenador con una intención educativa o lúdica, generalmente con la supervisión de un adulto. El ordenador es una herramienta que resulta especialmente atractiva para los niños, por lo que ofrece numerosas ventajas a nivel educativo y académico

Los niños aprenden rápidamente su manejo, y pueden llegar a ser autónomos en su uso con relativa facilidad. Para ayudar al control de su manejo, existen diferentes dispositivos que filtran los contenidos a los que pueden acceder. Google ha lanzado un nuevo portal para educar y proteger a los niños en Internet (www.google.es/familysafety/

A medida que los menores van avanzando en edad, los usos diferentes que realizan de Internet aumentan. Es, en este momento, cuando debe empezarse a trabajar el “buen uso de Internet”. No se trata por tanto de prohibirlo, si no de ayudarles a ordenar su uso, educarles en una navegación segura, y acompañarles en un nuevo aprendizaje.



No hay comentarios:

Publicar un comentario